Republicans State of the Union Response in Español

Congresswoman Ileana Ros-Lehtinen was selected to give the Republican’s Spanish response to President Obama’s State of the Union. Her statements were carried on Univision, Telemundo or CNN en Español immediately following President Obama’s speech.

Download the audio here: http://gop.gov/sotu-spanish/Ileana-Ros-Lehtinen-republican-response-sotu.mp3

Read the full text after the jump.

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA: CONTACTO: Andeliz Castillo (nacional) o Alex Cruz (local)
25 de enero de 2011 202-226-8467 (nacional) o 202-225-8200 (local)
 

TEXTO COMPLETO: Discurso Republicano a la Nación en Español Declaraciones de la Congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-FL)

25 de enero de 2011
________________________________

Buenas noches. Soy la Congresista Ileana Ros-Lehtinen de Miami, Florida.

 

El presidente Obama acaba de concluir su discurso ante un Congreso lleno de muchas nuevas caras. Un rostro que no vimos esta noche fue el de nuestra amiga y colega, la Congresista Gabrielle Giffords, de Arizona. Todos extrañamos el espíritu alegre de Gabby, y estamos orando por su pronto regreso a la Cámara de Representantes.

 

A principios de este mes, el Presidente Obama habló muy emotivamente durante un acto recordando a las seis personas que murieron aquella mañana de violencia en Tucson. Sin embargo, no hay palabras que puedan consolar la tristeza que envuelve a las familias y amigos de los fallecidos.

 

Lo que podemos hacer nosotros es asegurarle a todos que la nación está orando por ellos, y, como dijo el Salmista, “el Señor sana a los que poseen un corazón herido y cura sus heridas, y con el tiempo la gracia reemplazará el dolor”.

 

 

*****

 

En su discurso de esta noche, el Presidente enfocó mucha de su atención a nuestra economía en general—y especialmente a nuestro déficit y la deuda federal.

 

El Presidente tenía razón al hacerlo, y algunas de sus palabras fueron alentadoras. Pero los hechos son más importantes que las palabras. Permítanme asegurarles que los Republicanos en la Cámara y en el Senado quieren trabajar con el Presidente para frenar el malgasto federal.

 

En uno de nuestros primeros actos como la nueva Mayoría, los Republicanos en la Cámara votamos a favor de recortar el propio presupuesto del Congreso. El Presidente ha solicitado también que se aumente el límite de la deuda federal. Pero les diré que los días de laborar como antes han llegado a su fin.

 

Los miembros de mi partido están firmes en mantener un par de convicciones simples: No es una estrategia el continuar re-eligiendo préstamos para que funcione gobierno federal. Recortes al exagerado gasto federal tiene que ser la prioridad.

La razón es simple.

Hace unos años, reducir los gastos federales era importante. Hoy en día, es imperativo. Les digo por qué.

 

Nos enfrentamos a una deuda aplastante.

 

Esta deuda va pronto a superar el valor de toda nuestra economía, y crecerá a muy altos niveles en los próximos años.

 

Si continuamos en este curso actual, cuando mi nieta Morgan Elizabeth comience a criar sus hijos, el gobierno federal se habrá duplicado en tamaño y también se van a duplicar los impuestos que ellos pagaran.

 

Ninguna economía puede mantener esos altos niveles de deuda e impuestos. La próxima generación va a heredar una economía estancada y una nación disminuida.

 

 

*****

 

Nuestra deuda es el producto de los actos de muchos Presidentes y Congresos durante muchos años. Ninguna persona o partido es responsable de ella.

 

Pero los hechos no se pueden negar y los hechos son claros.

 

Desde que asumió su cargo, el Presidente firmó la ley aumentando en casi el 25 por ciento para las agencias domesticas federales, un aumento de 84 por ciento cuando incluimos la fracasada ley de estímulo.

 

Después de dos años, el desempleo sigue por encima del 9 por ciento y la burocracia del gobierno federal  ha aumentado en más de 3 trillones de dólares la deuda federal.

 

El Presidente heredó una difícil situación fiscal y económica.

 

Pero enfrentándose a una situación tan grave,  en vez de restaurar lo fundamental para un sólido crecimiento económico, el Presidente se empeñó en un plan de gastos de estimulo que no sólo le impidió cumplir su promesa de crear más empleos, sino también hundió al país en una deuda mayor.

 

Y para hacer peor las cosas, el Presidente y su partido crearon entonces un nuevo programa federal para reformar el sistema del cuidado de la salud.

 

Lo que ya sabemos sobre la reforma de salud del Presidente es lo siguiente: los costos están subiendo, las primas continúan su ascenso, y millones perderán su cobertura actual. La creación de empleos ha sido reprimida por todos los impuestos, penalidades, mandatos y nuevos gastos que impone al contribuyente norteamericano.

 

Empresas y sindicatos de todo el país están pidiéndole a la Administración Obama una exención de los nuevos requisitos de la ley. Los que tienen influencia política los están recibiendo; los otros no. El Presidente mencionó la necesidad de una reforma para regular y aliviar la carga a las empresas norteamericanas. Estamos de acuerdo—y creemos que su ley de reformar el sistema de salud sería el lugar ideal para comenzar.

 

La semana pasada los Republicanos de la Cámara votaron a favor de revocar completamente esta ley, como nos comprometimos a hacerlo, y vamos a trabajar para substituirla con reformas que son fiscalmente responsables, centradas en los pacientes y sus necesidades, y que verdaderamente reduzcan los gastos.

 

Los costos involucrados en nuestro sistema del cuidado de la salud están impulsando el crecimiento explosivo de la deuda nacional. Y la ley del Presidente está llevando a nuestro país a la bancarrota.

 

Nuestra deuda está fuera de control. Lo que era un desafío fiscal es ahora una crisis fiscal.

 

No podemos negarlo, sino, tenemos que enfrentarla.

 

 

*****

 

Y eso es exactamente lo que los Republicanos nos comprometemos hacer.

 

Nos sentimos humildemente honrados por los resultados de esta elección pasada.

 

El pueblo norteamericano se muestra escéptico de ambos partidos políticos, y ese sentido está bien justificado—especialmente cuando se trata del presupuesto federal.

 

Así que les estoy pidiendo que nos exijan responsabilidades a todos nosotros en el Congreso y al Presidente.

 

En las próximas semanas y meses, la Cámara de Representantes va a crear, debatir y avanzar un presupuesto demandando que actuemos, no que hablemos. El año pasado – en un fallo sin precedentes – el Congreso decidió no pasar, o incluso, proponer, un presupuesto.

 

*****

 

Les debemos a ustedes una opción mejor y un futuro más brillante. Nuestro próximo presupuesto es nuestra obligación a ustedes—para demostrarles que  pretendemos hacer las cosas diferente…cómo recortaremos el gasto para reducir la deuda…ayudar a crear empleos y prosperidad…y reformar los programas del gobierno. Si actuamos pronto, y si actuamos con responsabilidad, las personas ya retiradas o a punto de retirarse, serán protegidas.

 

Pero estos debates sobre el presupuesto no son sólo sobre los programas del gobierno, sino también sobre el propósito del gobierno.

 

Así que me gustaría compartir con ustedes los principios que nos guían. Estos están anclados en la sabiduría de los fundadores, en el espíritu de la Declaración de la Independencia, y en las palabras de la Constitución de Estados Unidos.

 

Tienen que ver con la importancia de un gobierno limitado, y con su aceptación.

 

 

*****

 

Creemos que el papel del gobierno es vital y limitado—para defender la nación de ataques y proveer por la defensa común…para asegurar nuestras fronteras…para proteger la vida inocente…para defender nuestras leyes y derechos constitucionales…para asegurar el bienestar doméstico y la igualdad de oportunidades…y para ayudar a proporcionar una red de seguridad para aquellos que no pueden proveerse por sí mismos.

 

Creemos, como nuestros fundadores, que “la búsqueda por la felicidad” depende de la libertad individual y la libertad individual requiere un gobierno limitado.

 

Gobierno limitado también significa un gobierno eficaz. Cuando el gobierno se hace responsable con demasiadas tareas, por lo general, no hace ninguna de ellas muy bien. No es ninguna coincidencia que actualmente la confianza en el gobierno está en su punto más bajo, ahora que el tamaño del gobierno federal ha crecido a su punto más alto.

 

El Presidente y los líderes demócratas han demostrado, por sus acciones, que ellos creen que el gobierno tiene que aumentar su tamaño, su alcance, su costo y su poder.

 

 

*****

 

El Presidente y el liderazgo de su partido han probado que quieren un gobierno federal que requiera más, imponga más impuestos, y gaste más con el fin de hacer más.

 

Durante los últimos dos años, eso es exactamente lo que hemos visto – junto a déficits astronómicos y la deuda más alta en  nuestra historia como nación.

 

 

*****

 

Y así, nuestra nación se acerca a un abismo.

 

Nos encontramos en un momento en el que, si el crecimiento del gobierno no se controla, el mejor siglo de Estados Unidos será nuestro pasado siglo. Si seguimos como ayer, este será un futuro en el que vamos a transformar nuestra red de seguridad social en una hamaca, que fuerza a las personas a complacer y depender del gobierno.

 

Será un gobierno que nos quita demasiado, pretendiendo hacer demasiado para nosotros.

 

Necesitamos un nuevo rumbo.

 

*****

 

Necesitamos líderes para avanzar una nueva visión y que nos lleven en una dirección nueva.

Hablando con franqueza, como se dirige un ciudadano a otro: Aún tenemos tiempo…pero no mucho tiempo. Si continuamos por el camino actual, sabemos lo que será nuestro futuro.

 

Miren lo que le está pasando a Grecia, Francia, Inglaterra y otras naciones de Europa. No actuaron a tiempo y hoy sus gobiernos se han visto obligados a imponer dolorosas medidas de austeridad: un considerable recorte a los beneficios de las personas de la tercera edad y un enorme aumento de impuestos a  todos los demás.

 

Su día del juicio ha llegado. El de nosotros está por llegar. Es por eso que debemos actuar ahora.

 

*****

 

Algunas personas se alejaran. Pero yo veo este desafío como una oportunidad para reconstruir lo que Abraham Lincoln llamó las “ideas centrales” de la República.

 

Creemos que un nuevo compromiso con un gobierno limitado va a mejorar nuestra economía y va a crear nuevos empleos y oportunidades para todas las personas, de todos los orígenes, tendrá éxito y nos va a traer prosperidad. Bajo este enfoque, el espíritu de la iniciativa – y no la influencia política – va a determinar quién lograra éxitos.

 

Millones de familias se han enfrentado a tiempos difíciles pero no por la libre empresa sino como consecuencia de malas decisiones tomadas en Washington y en Wall Street que provocaron una crisis financiera. Malgastaron nuestros ahorros, nos hicieron perder nuestra confianza, y paralizaron la economía.

 

Hoy en día, una irresponsabilidad similar amenaza no sólo nuestra existencia, sino, también, nuestro modo de vida.

 

*****

 

Nuestro sistema americano, que consistía en un gobierno limitado, bajos impuestos, regulaciones razonables y una economía estable, nos había bendecido con una prosperidad sin precedentes. Y realizo más para ayudar a los menos afortunados que cualquier otro sistema económico que se haya diseñado.

 

Si lo concretamos en una sola frase, sería esta. El gobierno limitado y la libre empresa han convertido a los Estados Unidos en la nación más prospera en la tierra y la nación más grande de la historia.

 

*****

 

En todos los capítulos de la historia humana, nunca ha habido nada parecido a los Estados Unidos. La historia de esta nación ha sido apreciada, avanzada, y defendida durante siglos.

 

Y ahora le corresponde a esta generación pasarles a nuestros hijos, una nación más fuerte, más vibrante, más decente y mejor que la que recibimos.

 

Estos no son tiempos fáciles, pero Estados Unidos es una nación excepcional.

 

Sabemos nuestra historia, nuestros principios eternos y el carácter de nuestro pueblo.

 

En las palabras de Franklin Roosevelt, no marcharemos hacia atrás.  No nos satisface permanecer quietos. Como ciudadanos, iremos hacia adelante, al servicio de nuestro país, por la gracia de Dios.

 

Gracias por su tiempo y buenas noches.

 

­­#####

Advertisements

0 Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s